¿Qué es el porteo ergonómico?

 

El porteo ergonómico es la forma de llevar al bebé,  que respeta la postura fisiológica del bebé y también la del porteador.

Si buscamos en el diccionario, ergonómico es algo perteneciente o relativo a la ergonomía y la ergonomía es el estudio de datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina. Con lo que podemos entender que el porteo ergonómico va a adaptar el portabebés (máquina) al bebé y al porteador (hombre) perfectamente.

¿Cómo es un portabebés ergonómico?

¿Como respeta la fisiología humana?

Respeta la curvatura de la espalda

Cuando los bebés nacen tiene la espalda redondeada formando una C.

Conforme van creciendo, van adquiriendo el control de su columna, empezando por las cervicales (cuando empiezan a sujetar la cabecita), hasta llegar al coxis (cuando son capaces de sentarse solos) y la columna se estira de manera natural.

La tensión en la tela del portabebé  va a mantener esta curvatura natural, dando además un soporte de vertebra a vertebra, necesario los primeros meses de vida hasta que el bebé sepa sentarse.

Respeta la postura de las piernas

Cuando levantamos un bebé hacia arriba, instintivamente va a recoger las piernas, colocando sus rodillas pegadas a su abdomen.

Ésta es la postura fisiológica de las piernas y por ello el portabebé ergonómico tiene que  dar un buen soporte  al culete y las piernas, creando un ancho asiento que recoja de rodilla a rodilla y suba por su espalda. El culete queda de esta forma con un gran asiento y las rodillas más altas que el culete .

Por buscar analogías, esta postura  es conocida comúnmente como en forma de M, o posición ranita,  pero no hay que olvidar que esta postura va variando en función de la edad del bebé.

Respeta la abertura natural de la cadera

Las caderas se van abriendo con el paso de los meses y por lo tanto los bebés recién nacidos apenas las abren  mientras que un niño de un año es capaz de abrir mas de 100º.

El portabebé no debe forzar esta apertura de caderas y  se deben mantener las piernas tan juntas como las coloque el bebé. Es por eso importante observar cómo coloca nuestro bebé las piernas y respetar esa postura cuando le coloquemos en el portabebé.

 

Respeta el paso de aire a las vías respiratorias 

Es importante asegurarse de que las vías respiratorias del bebé están siempre despejadas y  que no se puedan cerrar.

Los bebés en un portabebé no deben tener nada que tape sus vías respiratorias, y el porteador debe ser capaz de ver su nariz y boca en todo momento.

El portabebé debe proporcionar el suficiente ajuste a su cabeza (en la parte de la nuca),  para que la barbilla del bebé no toque con su pecho, pues en los bebés más pequeños esto podría cerrar sus vías respiratorias.

 Respeta la fisiología del adulto

En el caso de los adultos, un portabebés ergonómico va a repartir el peso por  hombros, espalda y/o cintura/cadera.

Las tiras de los hombros tienen acolchado, son anchas  y permiten estar separadas del cuello del porteador.

Es posible ajustarlo a las características fisiológicas del adulto en particular.

En un portabebé ergonómico el bebé  queda a la altura de los besos y  está en contacto con el porteador por lo que el centro de gravedad del adulto es más fácil de mantener, evitando accidentes o sobrecarga de los músculos.

 

¿Qué no es un portabebés ergonómico?

Las mochilas “comerciales” son muy conocidas por estar disponibles en grandes centros comerciales y tiendas de puericultura y son un punto de entrada al porteo para muchos padres. Sin embargo, si repasamos los puntos del porteo ergonómico vemos que:

  • La espalda del bebé  está estirada, recayendo todo el peso en los genitales. La tension en la espalda  no se ajusta a ese bebé que parece menor de 6 meses.
  • Las rodillas están por debajo del culete. El soporte al culete es insuficiente con lo que el bebé está colgando de sus genitales y sus piernas quedan estiradas.
  • No hay posibilidad de regular la apertura de las caderas del bebé.
  • A simple vista parece que no hay soporte para la nuca por lo que cuando se quede dormido la cabeza se balanceará.
  • Las cintas de los hombros son finas, sin acolchado y están pegadas al cuello de la mamá.
  • El bebé está demasiado bajo, lo que impactará en los musculos de hombros, cuello y espalda de la mamá.

Ahora que ya  sabes  hacer la diferencia entre un porta bebés ergonómico y uno que no lo es, sigue leyendo los beneficios del porteo aquí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR